User-agent: Mediapartners-Google Disallow: El Club de la Cazuela: Manuel Torres, el saber que da la experiencía

12.4.09

Manuel Torres, el saber que da la experiencía

El trabajo bien hecho de un veterano profesional de hostelería
Manuel TorresEn unos tiempos en los que los cocineros han alcanzado tal nivel de fama que se han convertido en estrellas de relumbrón. Conviene hacer un acto de reflexión porque se puede llegar a creer que un cocinero lo es todo dentro del amplio sector de la restauración, como si el resto del personal fuesen meros comparsas. En ocasiones, se ningunea la figura del Jefe de Sala/Maître, tan importante o igual que la del Jefe de cocina. Pero ocurre generalmente que estos cocineros que a todos nos resuenan sus nombres en la cabeza son a la vez los propietarios del restaurante, de ahí que el mérito no lo quieran compartir con nadie.

Manolo Torres nos confiesa desde su experiencia de más de 35 años en hostelería, que uno de los secretos de su trabajo es tener la suficiente psicología para saber cómo hay que llegar en cada momento al cliente. "A veces, hay clientes que demandan cercanía de trato y otras que observo que necesita de cierta distancia".

Y es aquí, donde se pone de manifiesto la importancia de su profesión como responsable directo con el cliente. Por eso, es necesario que exista una buena cocina y un servicio que este a la altura de los platos que se ofrecen.
Torres, atesora una gran formación que le ha procurado ser un gran conocedor de la restauración clásica y su estilo de servicio lo pone en práctica cada día en el restaurante Las Camachas. Donde se cuida la importancia de los detalles.
Entre las muchas funciones de un Jefe de Sala/Maître, está la de planificar, organizar, desarrollar, controlar y gestionar las actividades que se realizan en la prestación de servicios de comida y/o bebida, coordinando y supervisando los distintos recursos que intervienen en el departamento para conseguir el máximo nivel de calidad y mirando la comodidad del cliente.


Manuel Torres, trabajando con el rechoud
En el último Salón Gourmet celebrado en Madrid estos días, hubo un concurso para premiar al mejor Jefe de Sala, quizás en justo desagravio con los cocineros mediáticos y para darle la importancia que tienen estos profesionales del restaurante. Algunos de los requisitos que se les pedía era saber emplatar al igual que ser capaces de confeccionar un menú, pasando por servir y poner una mesa.
Todas estas labores mas las anteriormente descritas se concentran en el saber de este profesional montillano, que desde su dilatada experiencia ha pasado por todos los puestos hasta crecer como el gran profesional que es hoy en día.

4 comentarios :

Mirtus Conmuni dijo...

Me encanta que al margen de mostrar la riqueza de nuestros ricos platos, se dignifique la labor y trayectoria de estos buenos profesionales hechos a si mismo, con mucho esfuerzo, y que hoy están demostrando su valía en un lugar histórico de nuestro pueblo.
Animo, y felicidades Manolo. Y como no, a los que promocionan las cosas buenas de nuestra tierra

La Cazuela dijo...

Amigo Mirtus, tú has conocido bien aquellos tiempos en los que el oficio se aprendían trabajando. Y la experiencia se encargaba de hacer el resto, hasta que se formaba un buen profesional sin importar la materia.

Un abrazo

toñi dijo...

el mejor metre sin dejar a nadie y sobre todo COMPAÑERO COMO EL QUE MAS.
el primero en remangarse si hace falta con el el trabajo es mas leve y divertido

Antonio dijo...

Es un profesional como la copa de un pino, un señor que siempre me ha gustado por su trato amable y su saber estar, fuera y dentro de su trabajo.

Felicidades.
Antonio,hijo del Niño Los Cabos.