User-agent: Mediapartners-Google Disallow: El Club de la Cazuela: Granizada de limón natural

9.8.07

Granizada de limón natural

Contemplo con curiosidad los hermosos limones que produce el limonero que Dulce Jiménez (Dulcecita la del Sacri), plantó hace ahora 50 años. Observo igualmente, la construcción de elevados edificios a su alrededor que están estrangulando la luz y el sol que tiempo atrás recibía. A pesar de todos estos inconvenientes, el limonero se resiste a sucumbir y sus ramas crecen cada vez mas altas buscando un resquicio de sol. Es un limón lunero, que ofrece limones todo el año. Su piel desprende un aroma fresco, y el solo contacto con las manos deja la impronta de su inigualable olor.

Pensando en las altas temperaturas que nos esta brindando el verano, y aprovechando la buena provisión de estos estupendos limones, nada mejor y más refrescante; aparte de un buen chapuzón en la piscina (el que la tenga a mano), es un buen vaso de limonada. Porque para calmar la sed todavía no se ha descubierto mejor bebida que el agua, y en su defecto podemos suplirla con una fresca limonada.

El ácido cítrico del limón además de refrescar, es un excelente depurativo y diurético, muy recomendable para las personas que retienen líquidos. Dicho sea de paso.

Ingredientes:
4 limones
250 gr. de azúcar
2 l. agua mineral


Forma de prepararla:

Ponemos el agua a fuego suave sin que llegue nunca a hervir, añadimos el azúcar y removemos hasta que se diluya. Echamos la ralladura de tres limones, solo la parte superficial amarilla. Movemos bien y apartamos. Cuando este templado ponemos el zumo de los limones, pasamos la limonada por un colador o chino, y guardamos en el congelador.

Utilizo un pequeño truco para subirle el color pálido y que tome un tono mas amarillo. Se trata de poner a nuestro preparado una pizca de colorante alimenticio, el que usamos para dar color a las comidas. Es importante hacer el color en un vasito aparte con un poco de limonada para no pasarnos con el colorante.

Solo nos queda pasar la estupenda limonada que hemos preparado al congelador, y que se convierta al cabo de cinco horas en una fresca granizada de limón. Cuando este a media congelación le rompemos el hielo antes de que se forme un bloque. Podemos tomarla sola, o preparar unos mojitos a los amigos en la barbacoa de este sábado.

2 comentarios:

PUNTIYO dijo...

Tanta barbacoa y tanto mojito , ¿No se te va al final a la tripa?.
Pr esto es bueno el verano
Vivis de puta madre, como tiene que ser.

la cazuela dijo...

ja, ja, ja, Pudiera ser puntiyo, pudiera ser. Nadie esta a salvo de un apretón.

Si por algo se nos conoce a los andaluces es por las ganas de vivir, y de divertirnos que tenemos. Cualquier excusa es buena para formar una fiesta.