User-agent: Mediapartners-Google Disallow: El Club de la Cazuela: Al final del verano

4.9.07

Al final del verano

Jose, enseña a Carmen el manejo de las pinzas en la barbacoaEl experto asador Jose, enseña a Carmen en el manejo de los utensilios que se emplean en la barbacoa.
Vuelvo a insistir con la barbacoa porque el asunto tiene mucho juego a la par que fuego chispeante de negro carbón. La incombustible y sufrida barbacoa móvil que tan buen comportamiento ofrece desde el comienzo de verano, esta llegando a su ocaso estival. Se aproxima el otoño y eso significa recoger velas ante el inminente cierre de la temporada de piscinas y festines campestres. Esta es una razón de peso para ir apurando las escasas veladas de asueto que nos quedan para quemar el último saco de carbón y, de paso, apurar de víveres la menguada despensa antes de que las noches de relente empiecen a hacer acto de presencia, y ello nos obligue al recogimiento nunca deseado.

El asador oficial de estas barbacoas veraniegas ha sido nuestro buen amigo Jose, hábil caballero del fuego, de brazo diestro en el manejo de pinzas y tridentes sabe salir como siempre victorioso cuando se enfrenta a las encadenadas longanizas de calidad extra, a los chorizos en sarta de Espejo, y a las magras piezas de animales nobles.

Te espero con anhelo querido verano, porque traes alegrías a los corazones, y mucho sol, y calor a los cuerpos poco acostumbrados y también nos traes a las molestas moscas. Pero a pesar de ello somos como el amante enamorado, el placer vence a los inconvenientes. Porque este sol del Sur es presente y futuro de nuestra singularidad andaluza. Deseando estoy tu vuelta que nunca será regreso porque siempre te presentas renovado y diferente.

4 comentarios :

PUNTIYO dijo...

Gran invento la barbacoa.
Sólo tiene un problema, que quien anda asando se queda sin comer o co0me todo medio frío.

PUNTIYO dijo...

Buenas tardes:
Has recibido el PREMIO AL BLOG SOLIDARIO.
En mi blog puedes ver instrucciones complementarias.
Enhorabuena.

La Cazuela dijo...

Hola Puntiyo,

Tienes toda la razón en tu comentario. Pero, como bien sabes cocinar para los demás requiere entrega y algo de sacrificio. En definitiva, hay que entender que el cocinero se convierte en ese momento en la madre que tiene que dar de comer primero a sus hijos. No se si he escogido el mejor ejemplo, pero al menos es ilustrativo de lo que le ocurre a los sufridos cociner@s sin nómina.

Salud y buenos alimentos.

La Cazuela dijo...

Eternamente agradecido por este premio que me otorgas, que a decir verdad no recibía premios ni distinciones desde mi época de estudiante.

Mil gracias.